No tienes porque dejar el teatro, la flor del alma estará por dentro de tu corazón, y bombeará flores de teatro. — Leonardo Da Vinci